image

La pelicula cuenta la historia del fiscal alemán, el primer cazanazis (luego siguieron Simón Wisenthal y Serge y Beate Krarsfeld entre otros) y su lucha para atrapar y juzgar a Adolf Eichmann, que como muchos otros altos cargos nazis se fugó de su pais al final de la Segunda Guerra Mundial, y se refugió en Argentina bajo una falsa identidad. Gracias a la ayuda del fiscal el Mossad lo secuestró y lo trasladó a Israel donde fue juzgado y ahorcado. 

El juez Bauer (interpretado por el actor Burghart Klaußner) era un judio no practicante (se consideraba ateo), y socialdemócrata. Fue perseguido durante el nazismo y encarcelado unos meses en un campo de prisioneros, se exilió primero a Dinamarca donde se casó y divorció y después a Suecia. Al final de la guerra regresó a la Alemania de la Posguerra donde se convirtió en fiscal general del estado de Hesse. Obstinado en llevar ante los tribunales a los responsables nazis, era odiado por antiguos mandos nazis y colegas presentes en muchas instituciones (policía, juzgados..). En Alemania el juez Bauer molestaba, nadie tenía ganas de tratar un asunto tan escabroso y reciente salvo él. 

Fue el primer responsable de localizar al criminal nazi en Sudamérica que finalmente fue juzgado en Jerusalén por los judíos y no en Alemania como él hubiera deseado.

El film trata la posible homosexualidad del protagonista (nunca se pudo probar). En los años 50 todavía estaban vigentes en Alemania la leyes que penaban las relaciones entre hombres, y es uno de los motivos que utilizaron sus detractores entre ellos sus colegas para criticarle y denunciarle. El director de la película crea para ello un personaje de ficción, un joven abogado de brillante futuro: Karl Angermann, que se convierte en el cómplice de Bauer en la caza de Eichmann. El personaje secundario que también está confuso con su sexualidad se ve envuelto en un escándalo con un cantante de cabaret transexual, motivo por lo cual, es chantajeado por el jefe de la policía que le pide o bien denunciar a Bauer por alta traición por haber trabajado con el Mossad o bien hacer pública su condición de homosexual e ir a prisión. Después de reflexionar, el abogado decide sacrificarse yendo a la cárcel apoyando con lealtad a Bauer y pidiéndole de seguir adelante en la caza del nazi.

Excelente thriller histórico bien interpretado y ambientado que revindica la figura de Bauer como un héroe cuando el personaje no había trascendido hasta hace muy poco.