image

image

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La película de la actriz y directora alemana cuenta los últimos años de la vida en exilio, primero en Nueva York y por último en Petrópolis Brasil del célebre escritor judio austriaco, Stefan Zweig, después de su huida de los nazis y antes de su suicidio junto con su esposa Lotte en febrero 1942 después de haber terminado de escribir sus memorias.

Pacifista, europeo en esencia, apasionado viajero, y de personalidad depresiva el personaje del escritor es interpretado con acierto por el también actor austriaco Josef Hader. La historia se concentra en el desarraigo, el cansancio y la desesperación del humanista viendo en lo que se ha convertido Europa y como el mundo que conoce se desvanece poco a poco antes sus ojos.

Mención especial para el papel de las mujeres de Zweig, la primera Fridzi interpretada por Bárbara Sukowa, estupenda como siempre y Lotte por Aenne Schwarz.

La puesta en escena es precisa y excelente. La interpretación de los actores en varias lenguas irreprochable.

Viendo la película me ha apetecido de nuevo leer varios de sus libros, sobretodo El mundo de ayer, subtítulo "Memorias de un europeo" mi preferido.